Entrevista con Wild Belle

Las Estacas es un lugar paradisíaco, lleno de árboles gigantes, un olor a humedad en el ambiente y el delirante sonido del río.  Alrededor de las 3 de la tarde, bajo el potente rayo de sol esperábamos la llegada de Natalie y Elliot, los hermanos que conforman a Wild Belle. La cita fue en el restaurante del lugar, buscando el spot perfecto donde hubiera suficiente sombra para poder platicar a gusto y al mismo tiempo poder capturar el majestuoso lugar.

 

Los hermanos llegaron por un angosto sendero detrás del bar. Su imponente altura y cautivante presencia hace que cualquiera deje lo que hace para contemplarlos por un momento. A pesar del sofocante calor, ambos vestían pantalones ajustados; Elliot vestía una camisa negra y Natalie un top negro con una camisa blanca de seda transparente. Su outfit no era muy ad hoc con el clima pero ellos lucían frescos y relajados. La belleza de Natalie está completamente subestimada; esta mujer tiene todo el flow y la sonrisa más cálida del mundo. Elliot es una de esas personas que no tienen ni un problema con el mundo, su andar es relajado y sólo con estar cerca de él te transmite esta tranquilidad: nada es tan grave y la vida es buena.

 

Comienzo con la pregunta del cómo y por qué nace Wild Belle -es claro que Natalie es la protagonista y contesta la mayoría de las preguntas-. En los ojos de Elliot aparece la mirada de hermano grande, que observa a su hermana con ternura mientras ella se apresura a contestar. Responde de manera detallada y entusiasta. Natalie comenta mientras se acomoda el cabello, nos platica que: “mientras Elliot trabajaba en su proyecto de nombre “NOMO”, la invitaron a grabar algunos coros y hubo una conexión sonora inmediata”. Resulta curioso que Natalie no se unió al proyecto, sino que inició uno nuevo con su hermano. Pregunté el por qué esa decisión y Natalie, inmediatamente, busca con su mirada color aqua a Elliot sin la certeza del por qué no pasó. Elliot, sin prisa y con una sonrisa, cuenta que a los demás miembros del grupo no les gustaba la idea, pero ellos dos estaban tan convencidos de la magia que empezaron con el proyecto alterno: Wild Belle.

 

Los hermanos estaban parados frente a mí debajo de la sombra de un árbol gigante; tan grande que se podía escuchar a los pájaros volar y sus cantos en del mismo. Elliot explica que “el nombre de Wild Belle nace a consecuencia del segundo nombre de Natalia: Belle“. Entre risas agrega que Wild surge porque él se considera un hombre salvaje, sin detener su amena risa. Elliot aclara que simplemente sonaba bien, así que se quedó ese nombre.  Entre él y Natalie hay una hermana que es diseñadora de modas y después tienen un hermano, el más joven de los cuatro, que se dedica al cine. Natalie, con su dulce y entusiasta voz, platica que “cómo crecieron en una familia llena de sonidos; todos tocan instrumentos, pero Wild Belle esta conformado sólo por ella y Elliot ya que dentro de la familia ellos son ‘del mismo planeta’”. Mientras Natalie afirmaba lo anterior, busca a Elliot con una mirada cómplice. Él, entre risas que no paran, dice en broma que su papá hizo audiciones para ver quién sería parte de la banda. Es claro que Natalie admira mucho a su hermano mayor, después de cada respuesta lo voltea a ver en una búsqueda inconsciente de aprobación. Elliot, siempre la observa con actitud protectora y asiente o sonríe cada que ella busca su mirada.

 

Al hablar de su hermana diseñadora, Natalie analiza lo que trae puesto para enseñar las creaciones de su hermana. Decepcionada, dice que esta vez sólo trae un anillo circular y plateado. Natalie aclara que su hermana siempre le regala ropa y joyería para sus giras. Es muy claro que son una familia muy unida; colaboran de manera profesional pero también se reúnen para tocar juntos y cuando hablan de sus hermanos, a ambos se les iluminan los ojos y les ‘echan flores’. Su hermano menor dirigió su más reciente videoclip “Another girl”, y Natalie comenta que ese hermano fue quien se llevo lo mejor de la familia y “es un pequeño y creciente genio”.

 

Las influencias caribeñas y africanas en su música son clarísimas; Elliot platica que “en su casa siempre hubo una colección de discos increíbles, crecieron rodeados de Blues, Soul y Jazz”. Conforme crecían, exploraban ritmos y sonidos para comenzar su propia colección.  Durante su vida universitaria, Elliot trabajó en una tienda de discos en Michigan llamada “Ancore Records” donde estuvo en contacto con muchos géneros y sirvió como detonante para seguir explorando la amplia gama de géneros musicales. Entre risas, asegura que cada que visitan un lugar nuevo regresan con una maleta llena de discos de música que los sumerjan en los sonidos del lugar.

 

Desde el lanzamiento de su álbum debut ‘Isles’, Natalie y Elliot han estado de gira y han trabajado en su nuevo álbum que, aseguran, está en el proces final de producción para ya salir. Natalie emocionada, pero con un tono de voz más grave, le añade misterio a la situación y asegura que “este disco es más oscuro, más profundo, es la continuación de este viaje“. Con esta misteriosa respuesta divagan sobre una probable fecha de lanzamiento; Elliot contesta “hoy… o… mañana”,  (los tres reímos). Llega el final de la entrevista y el sol acapara más terreno. La sombra bajo la que estábamos parados ya no está. Para finalizar, les pregunto qué signfica The WMP para ellos; Natalie duda y después de pensar un momento dice “WORLD MUSIC, PLEASE!”, llega el turno de Elliot, él tarda más en decir su significado y entre cada sigla que dice hace una gran pausa: “Walrus… Monkey… Penguin!” Nos quitamos los micrófonos y corremos a la sombra, Natalie comenta que está loca por traer puestos pantalones de tubo y que siente que lentamente se derrite; Elliot se mantiene fresco y despreocupado. Los hermanos finalmente se despiden cariñosamente de todo el crew para comenzar el camino de regreso a su camerino por aquel angosto sendero ‘bahidoriano’.

Leave a Reply