#EnLaMira: The Polar Dream; nómadas del bosque.

tpd
Por: @KevinFripp

Somos nómadas, viajeros en constante cambio en todos los aspectos, bueno, al menos si eres ambicioso.

Superar tus logros y llegar a más y mejores lugares, implica sacrificar algunas de tus comodidades, incluso todas. The Polar Dream —banda oriunda de Guadalajara—, decidieron dejar su querida cuidad famosa por las tortas ahogadas, con tal de seguir un sueño: crecer en el circuito musical capitalino; el más grande del país.

Oby, Chaka, Alex, Cosmo y Puas, tuvieron una muy buena respuesta con sus dos primeras producciones: ‘Follow Me Into The Forest (2010) y ‘Kiev (2013). Esto los llevó en un viaje por Europa y, al regresar —después de meditarlo y platicarlo durante un muy buen rato—, decidieron dejar familias, amigos e incluso mascotas para viajar a la Ciudad de México e intentar ganarse un lugar entre el público más grande y exigente de todo el país. Que, a causa de la gran oferta de shows en los diferentes bares o venues de la zona, las personas exigen algo más que sólo ver a una banda tocar.

Aquí, The Polar Dream tiene un reto difícil; al ser una banda de rock instrumental han sido tachados de música aburrida para ‘clavados’ o ‘forevers’. Sin embargo, en una ciudad con más de 8.8 millones de habitantes, los ‘forevers’ no son minoría. Incluso a ellos se les suman los conocedores del género que definen como post-rock y uno que otro melómano. Al final decidieron que 2014, sería el año para mudarse por tiempo indefinido a la gran Tenochtitlán. Para ellos, lo primordial es comenzar a ganar público. Por ello planean hacer un tour por escuelas para lograr cautivar a algunos estudiantes con sus introspectivas melodías.

Ellos cuentan porqué tocar rock instrumental y no canciones con letra: “Nuestra música no necesita letras, nos gusta contar historias a través de sonidos y texturas, nunca hemos sentido la necesidad de interactuar con las palabras cantadas, nos gusta creer que una canción sin letra puede significar lo mismo para una persona en un país como para otra del otro lado del mundo”.

Para estos nómadas musicales su viaje apenas comienza. Todavía hay mucho por recorrer y tierras que pisar, pero esperamos que sigan adelante. Queda de ustedes conocerlos, escucharlos y, si gustan, los sigan… hasta dentro del bosque.

Leave a Reply