#Review MAGIC! – ‘Don’t Kill The Magic’

20140910-113833-41913432.jpg

Hoy en día la música ya no puede estar encasillada o clasificada en géneros muy específicos. Podemos contar con grandes divisiones de ellos, pero a final de cuentas, todo eso ha cambiado. La competencia por estar entre los primeros lugares del pop mundial varía semana con semana y hoy en día están apareciendo proyectos que destacan y alcanzan la cima por escapar del encasillamiento mencionado al principio de éste texto. MAGIC! es una clara muestra de ello.

MAGIC! es una banda canadiense fundada en 2013 y comandada por el compositor y productor discográfico Nasri Atweh en la voz principal y guitarra, Mark Pellizzer en la otra guitarra, Alex Tanas en la batería y Ben Spivak en el bajo. Es una banda que destaca por combinar las raíces más puras del reggae con las melodías más pegajosas del pop y unos ganchos brillantes, que les ayuda a obtener un resultado único en la escena actual.

Aparecieron con su exitoso sencillo “Rude”, tema que ha alcanzado el No. 1 en las estaciones de radio más populares de nuestro país, así como la cima del Hot 100 de Billboard en Estados Unidos y que ha sido motivo de cientos de covers alrededor del mundo, sólo por mencionar algunos datos; pero “Rude” no es solamente lo que hace que su primer álbum ‘Don’t Kill The Magic’ sea exitoso y reconocido. Es un álbum que engloba una propuesta que sorprende y refresca al pop mundial. Una producción perfectamente bien lograda, que cuenta con los elementos para tener éxitos comerciales, pero con una musicalización pensada y trabajada a profundidad. ‘Don’t Kill The Magic’ es un material que engloba mucha historia de la música y que muestra que, en la actualidad, las bandas nuevas aún se inspiran en los grandes nombres que ha tenido la industria. La prueba de eso es “Little Girl Big World”, track que nos recuerda a la mejor época de The Police, con una manera de cantar muy al estilo de Sting y que se asimila por los efectos en las guitarras, el beat ponchado de la batería y un bajo firme y potente. Además, el disco en general parece estar arropado por el espíritu del más grande del reggae –Bob Marley-, en una versión más comercial y popular.

Una producción que tiene lo necesario para alcanzar la cima de las listas de popularidad por contar con sencillos como “Rude”, “Let Your Hair Down” o “Stupid Me”, pero cuenta con una repartición de tracks para enfocarnos también en lo musical y sus influencias como la ya mencionada “Little Girl Big World”, “No Way No” y un gran cierre reflexivo con “How Do You Want To Be Remembered”. Un emocionante álbum debut a cargo de los canadienses, pero a la vez una responsabilidad tremenda por superarlo con su segunda producción, que seguramente llegará pronto. Destaca la mezcla de géneros, los arreglos y un acercamiento diferente al pop actual. Escúchenlo en su totalidad en Spotify, aquí, en The WMP. Les dejamos también las sesiones en vivo para Spotify para quienes quieran explorar más de ellos después de escuchar su álbum debut.

Leave a Reply