898bb097-6d48-44e9-a884-30858b38f4db-620×372

La espera es destrozada por The Prodigy

Apenas la semana pasada les anunciamos el regreso a la escena electro-punk por parte de The Prodigy. Ciertamente este se coloca dentro de nuestros álbumes esperados para este año, ¿acaso alguien más tiene los elementos para destrozarnos la cabeza y las maneras como lo hace la tripleta inglesa?

Seis años han pasado desde la última visita de The Prodigy a un estudio. Seis años sin ellos. Seis años de música desechable así como venerable dentro del rave y sus ramificaciones.

El álbum del retorno se llama ‘The Day is My Enemy, título que probablemente haga referencia al sentir que recientemente han expresado los integrantes del trío: “creemos que deberíamos de ser vistos como una banda cultural importante, tan importante como Blur y Oasis. Cuando trazas una línea hacia atrás (en el tiempo), hacia Sex Pistols, The Clash, nosotros estamos en esa línea“. Oraciones suficientes para dejar en claro que no se guardarán cartuchos a su regreso.

Como ya lo escuchamos –y vimos– en el sencillo “Nasty”, la raíz de este álbum parece estar sembrada en la vida acelerada de las ciudades, en su rudeza, en su pesadez, en su podredumbre, en su estrés y en su frialdad. Las colaboraciones del dúo de hip-hop Sleaford Mods y de Flux Pavilion seguramente servirán de catalizadores, de pólvora extra para la chispa que nos espera.

La misión no luce sencilla, pero tampoco imposible. Nunca nos han fallado. Las palabras de Liam Howlett aseguran y prometen calidad y luz dentro de un panorama de música electrónica explotada mediocremente por el EDM; tenemos la certeza de “violencia” y muchas ganas de mover las piernas como hace mucho no lo hacemos.

El 30 de marzo tendremos ‘The Day is My Enemy’ en nuestras manos y podremos referirnos a estas lineas con sabiduría: “No saben fallar”.

Leave a Reply